Skip to content
Energía.rocks

Energía radiante

Energía radiante

La energía radiante es también llamada energía electromagnética. Se trata de aquella que se transmite por medio de una partícula elemental que se denomina fotón. La misma interactua con la materia para transferir una determinada cantidad fija de energía.

Esta partícula se encuentra presente en las ondas electromagnéticas. Pero no solo ahí, sino que también podemos encontrarla en los rayos gamma, los rayos ultravioletas, los rayos infrarrojos, las ondas de radio, la luz visible e incluso en la luz y el calor emitido por el sol.

Una característica de este tipo de energía es que se encuentran en contante movimiento. Viaja a una velocidad de 300 mil kilómetros por segundo en el espacio. Lo que esto posibilita es que se generen ondas de diferente longitud y frecuencia.

Energía radiante

¿Qué es la energía radiante?

Como ya dijimos, la energía radiante o electromagnética es aquella que se transmite por medio de una partícula elemental llamada fotón. La misma interactua con la materia para poder transmitir una cantidad fija de energía.

Se trata de una energía que hoy en día es muy aprovechada. De hecho constantemente se están creando y desarrollando nuevas tecnologías para mejorar su utilización.

Podemos mencionar diferentes tipos de ondas electromagnéticas que transmiten la energía radiante. De esta manera podemos decir que cuando chocan contra la materia las mismas pueden ser:

Reflejada

Se trata de aquella energía que no consigue penetrar en el material. Por el contrario, lo que sucede es que la misma rebota.

Transmitida

La energía transmitida es aquella que sí penetra en la materia, a diferencia de la anterior. De hecho este tipo de energía viaja a través de la mismas.

Absorbida

En tercer lugar tenemos la energía absorbida. Se trata de aquella energía que penetra en la materia, pero no solo eso, sino que además se queda en ella. Por lo general en este proceso se produce una transformación de energía

Tipos de radiación

Rayos Gamma

En primer lugar podemos mencionar a los rayos gamma. Los mismos generan la desintegración de los átomos tanto de materiales naturales como artificiales. Tienen un gran poder,la radiación gamma es parte de un proceso de ionización que extrae los electrones de sus estados ligados al átomo. De esta manera consigue penetrar hasta el núcleo de las células. Esto genera un daño grave e irreversible.

Rayos ultravioleta

Otro tipo de radiación que podemos mencionar es la emitida por los rayos solares. En este caso hablamos de los rayos ultravioleta. El nombre proviene de la longitud de onda que el ojo humano puede percibir como color violeta.

Este tipo de radiación puede generar varios efectos, incluso puede ser la responsable de daños en la salud. Un ejemplo es el cáncer de piel o la ceguera.

La luz ultravioleta se emplea con varios fines. Podemos mencionar por ejemplo la detección de fluidos en medicina forense.

Energía radiante

Rayos X

Los rayos X por su parte son un tipo de radiación electromagnética que tiene la capacidad de atravesar los cuerpos. A diferencia de lo que mencionamos en el caso de los rayos gamma, los rayos X no penetran el átomo para destruirlo, sino que generan una desaceleración de electrones para que se pueda generar la película fotográfica que conocemos.

Luz visible

La luz visible es la región del espectro electromagnético que puede apreciar el ojo humano.

Radiación infrarroja

Esta es la energía que emiten todos los cuerpos calientes.

Ondas de microondas

Este tipo de ondas son empleadas generalmente en los electrodomésticos como las televisiones y los celulares. Pero también se emplea por ejemplo en los radares.

La energía radiante se encuentra en casi todas partes. Y es importante mencionar que la misma no contamina ni modifica el ambiente. Por el contrario podemos decir que es parte del mismo.

Características de la energía radiante

Entre las principales características de este tipo de energía podemos mencionar en primer lugar que se encuentra en constante movimiento. La misma viaja por el espacio a una velocidad que alcanza los 300.000 kilómetros por segundo.

Por otro lado, la energía radiante se propaga en forma de ondas, las cuales tienen diferentes frecuencias y longitudes. Y se puede manifestar de diferentes maneras como mencionamos más arriba.

Este tipo de energía tiene una cualidad exclusiva si la comparamos con el resto de las energías. La misma tiene la capacidad de propagarse en el vacío. Esto quiere decir que no necesita ningún tipo de material para desplazarse. Esta es una de las características de las ondas electromagnéticas.

Ventajas y desventajas de la energía electromagnética

Ventajas

Energía radianteEn primer lugar vamos a mencionar cuáles son las ventajas más relevantes de este tipo de energía. Entre ellas podemos mencionar las siguientes:

  • Se trata de un tipo de energía que no es contaminante. Algo que la diferencia claramente de aquellas que emplean como fuente los combustibles fósiles.
  • Podemos decir que es una fuente de energía inagotable. De la misma manera que se da con la energía eólica por ejemplo o la mareomotríz, la energía radiante es infinita.
  • Es un sistema de aprovechamiento de energía adecuado para aquellos lugares a los cuales el tendido eléctrico no llega. También para aquellas zonas en las cuales el traslado de la energía es muy costoso.
  • Si bien algunos de los sistemas de captación de este tipo de energía son bastante simples, como en el caso de la energía solar, no podemos decir que en todos los casos sea así.
  • El costo de la misma se reduce a medida que la tecnología que se emplea avanza.

Desventajas

Energía radianteEntre las desventajas que podemos mencionar de este tipo de energía se encuentran las siguientes:

  • El nivel de radiación que se emite es fluctuante, por lo que es difícil optimizar su utilización.
  • Esta manera de transformar energía debe ser complementada con otras.
  • Su puesta en marcha y aprovechamiento implica una gran inversión económica.

¿Para qué sirve la energía de las ondas electromagnéticas?

La energía radiante o electromagnética se encuentra a nuestro alrededor en muchos lugares. En este sentido podemos mencionar desde el color de los objetos hasta el empleo en artefactos electrodomésticos.

Pero si hay algo que no podemos dejar de mencionar es su extendido empleo en el campo de la medicina. Hoy en día los avances tecnológicos han permitido que podamos emplear este tipo de energía para diagnósticos y mejoras en la salud. De esta manera podemos mencionar las radiografías, la radio terapia, o las técnicas empleadas en la medicina nuclear.

¿Cuáles son las fuentes de la energía radiante?

Por un lado podemos mencionar las fuentes de energía radiante que son de origen natural. En este sentido podemos mencionar al Sol y a las estrellas. De hecho son esenciales para la vida tanto vegetal como animal.

Pero además podemos mencionar otras fuentes que mencionamos más arroba. Ellas son:

  • Ondas de radio.
  • Rayos ultravioleta.
  • Irradiación infrarroja.
  • Rayos Gamma.
  • Rayos X.

Dicho esto, podemos afirmar lo siguiente:

  • La energía radiante es la energía de las ondas electromagnéticas.
  • La radiación es la emisión de energía como ondas electromagnéticas.
  • La energía de la luz es un tipo de energía radiante que puede ser vista por el ojo humano.
  • El Sol es la estrella más cercana al planeta Tierra e irradia energía de luz.